Buscar este blog

jueves, 3 de diciembre de 2015

¿QUÉ ES LA NAVIDAD?




¿QUÉ ES LA NAVIDAD?

La contempló con la dulzura vistiendo su mirada, mientras su boca infantil realizaba la pregunta de modo inocente.

-¿Mama que es para ti la navidad?

Una pregunta sencilla esperando una respuesta, atrapada en un nudo de la garganta. Acarició su pelo para disimular las dolorosas lágrimas. Le contestaron sus labios de madre y no de hija.

-Mi navidad ahora eres tú, pero …..- se le quebró la voz, no pudo terminar la frase.

Su sonrisa abierta y franca fue el bálsamo que le curó al instante la herida, que de nuevo sangraba. El tierno abrazo le sirvió de consuelo, para acallar los gritos de los recuerdos. Olvidar en esa noche era lo primordial. Su prioridad era enterrar en lo profundo de sí misma, que una vez fue hija antes que madre. Tapando con amor la ausencia de la presencia, que jamás volvería.

Con ella se marchó un tiempo de felicidad vivida en la niñez. La época de aquellos belenes, montados en una pequeña mesa de madera. Con su olor a césped vivo, sobre figuras quietas. Los arbolitos cargados de luces, de guirnaldas, de color y de vida. Todo se montaba años tras años, con la inigualable ilusión latiendo en nuestros corazones.

La bandeja con su montaña de dulces varios, de polvorones. El pavo criado de meses esperando la dulce muerte, con el dios Baco recorriéndole las venas. Aquellos platos excesivos y deliciosos, que nos obligabas a comer como si no hubiera un mañana. Tres días cocinando, desde por mañana hasta casi la nueva madrugada. Siendo dichosa contando todas las piezas. Para el grande el muslo, para el mediano la pechuga y para mi peque la que ella quiera. Era tu válida enmienda. Sabores y olores que se marcharon para siempre contigo, en tu último viaje sin retorno, sin vuelta.

Los villancicos cantados a pleno pulmón en grito, acompañados por una zambomba desgastada de tanto uso. El tamborilero era tu favorito, siempre que lo escuchabas salía de tu boca, un furtivo suspiro de nostalgia. Pero era tan sólo un instante, inmediatamente después la sonrisa, era la dueña de tu hermosa cara.

Era un ritual de cada veinticuatro de diciembre, estar sentados todos juntos alrededor de la gran mesa. Los grandes y los más pequeños, compartiendo un simple acto que creímos eterno. Pero los días en las hojas del calendario pasan rápido, llevándose tu niñez con ellas. Dejas atrás a la pequeña que fuiste, para hacerte de pronto adulta en la pérdida de la madre. Una pena sin consuelo que guardas dentro, para aprender a cargarla sin más remedio.

Lo miró otra vez con sus ojos de madre y no de hija, le acaricio el pelo. Con voz emocionada consiguió hablarle:

-La navidad para mí, son los recuerdos felices de mi infancia. Del belén, el árbol, nuestro pavo criado y borracho, los villancicos desafinados. La bandeja enorme esperando ser devorada. Es tu abuela presente en mi memoria, desde el alba en su cocina. Es todo y más. Sé que hay sabores y olores que perdí, pero la vida me trajo otros nuevos. Los besos de tu padre, el aroma de tu tierno cuerpo al levantarte. Una rueda que se renueva, con nuestro dolor y dicha dando vueltas. Hijo mío, eso son para mí estas fechas.

La contempló con la dulzura vistiendo su mirada, mientras su boca infantil realizaba la respuesta de modo inocente.

-Mama ya sé que es para ti la navidad-

Una lágrima brotaría por su rostro, sintiéndose más que nunca madre de su hijo e hija de su madre. Tomó su pequeña mano, para percibir el bálsamo de sus caricias y poder decirle, las palabras que brotaron de su boca.

-Como decía tu abuela: cariño mío Felices Fiestas.

Y como cada veinticuatro de diciembre, se renovó el ritual de la mesa. Grandes y pequeños reunidos, cantando en homenaje a ella.

FIN.

MARÍA MARTÍNEZ DIOSDADO

17 comentarios:

  1. Sé cuánto de ti hay en este bello cuento. Que no es cuento. Son recuerdos, amor latiendo siempre dentro de ti. El mejor regalo que nos podías ofrecer hasta la vuelta. Eres un sol.

    ResponderEliminar
  2. Relinda tú si que eres un sol que me ilumina. Mil besos!!

    ResponderEliminar
  3. Feliz Navidad mi reina ! Con tu dulzura regalas amor a cuantos te conocen. Y yo doy gracias por conocerte

    ResponderEliminar
  4. A descansar y a volver con mas fuerza.Te estaremos esperando con ansia.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias anónimo de mis amores!! Besos especiales para ti.

    ResponderEliminar
  6. Me has dejado sin palabras!! Precioso relato, lleno de sensibilidad, de amor y de añoranza. Mil besos guapa y felices fiestas!!

    ResponderEliminar
  7. Es realmente precioso y creo que mucha gente se puede sentir identificado con él. Felices fiestas y espero que todo lo que ronda esa cabecita salga como quieres. Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Ojalá compi salga todo bien. Y es verdad mucha gente se sentirá identificada, muchos besos, Felices Fiestas a ti y a Lupe que se me olvidó decírselo!!

    ResponderEliminar
  9. Es genial. Me ha encantado, capta genialmente lo que es la navidad.

    Para mi también son unas fechas llenas de nostalgia, unas fechas que vivo con ilusion por los más pequeños de la casa. Hay personas a las que echo de menos...personas que estaban en las Navidades mas felices de mi infancia y que desde que no estan, estas fechas se presentan tristes.

    En este relato este descrita mi navidad, aunque yo no perdí a mi madre y no tengo hijos. Pero la nostalgia de un abuelo, de una tía...de un amigo...hay muchas cosas que han cambiado y que hacen que las navidades no sean como las que recordamos, y que utilicemos estas fechas para recordar con añoranza esos tiempos tan felices.

    Me ha gustado mucho. Besitos

    ResponderEliminar
  10. Es genial. Me ha encantado, capta genialmente lo que es la navidad.

    Para mi también son unas fechas llenas de nostalgia, unas fechas que vivo con ilusion por los más pequeños de la casa. Hay personas a las que echo de menos...personas que estaban en las Navidades mas felices de mi infancia y que desde que no estan, estas fechas se presentan tristes.

    En este relato este descrita mi navidad, aunque yo no perdí a mi madre y no tengo hijos. Pero la nostalgia de un abuelo, de una tía...de un amigo...hay muchas cosas que han cambiado y que hacen que las navidades no sean como las que recordamos, y que utilicemos estas fechas para recordar con añoranza esos tiempos tan felices.

    Me ha gustado mucho. Besitos

    ResponderEliminar
  11. Es genial. Me ha encantado, capta genialmente lo que es la navidad.

    Para mi también son unas fechas llenas de nostalgia, unas fechas que vivo con ilusion por los más pequeños de la casa. Hay personas a las que echo de menos...personas que estaban en las Navidades mas felices de mi infancia y que desde que no estan, estas fechas se presentan tristes.

    En este relato este descrita mi navidad, aunque yo no perdí a mi madre y no tengo hijos. Pero la nostalgia de un abuelo, de una tía...de un amigo...hay muchas cosas que han cambiado y que hacen que las navidades no sean como las que recordamos, y que utilicemos estas fechas para recordar con añoranza esos tiempos tan felices.

    Me ha gustado mucho. Besitos

    ResponderEliminar
  12. Hola Unicornio, todos tenemos una ausencia que duele. A mi me tocó vivir dos navidades diferentes, sin mi madre y con mi hijo. Echando de menos las de mi infancia y disfrutando las de la infancia de mi peque. Como digo una rueda que nos lleva sin más remedio. En fin.... Me alegro mucho de que te haya gustado y mil gracias por el comentario. Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  13. Cuanto de ti hay en este texto y que emotivo ha sido leerlo.. Miles de besos mi preciosa,, y aunque lejos te mando un gran abrazo. Que tengas un gran dia mi preciosa. :* <3

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias Maria ,yo me identifico así ,para mí están llenas de nostalgia pero a la vez de alegría ,alegría por ver a mi hijo disfrutarlas y hacer recordarme mucho a mi infancia ,ojalá volviera atrás en el tiempo ,gracias ��

    ResponderEliminar

By Fancy Art and designs Con la tecnología de Blogger